5 Poemas Para Tomar Café

5 Poemas Para Tomar Café

“He medido mi vida en cucharitas de café”, T. S. Elliot.

El café y la literatura tienen una aventura casi clandestina, desde hace años. Sólo con saber que el escritor francés, Honoré de Balzac decía que “Si no fuera por el café, uno no podría escribir, es decir, no podría vivir”.

Balzac iba mucho más lejos, afirmó que además de beber decenas de tazas diarias, masticaba granos de café. Y aseguraba que por eso podía escribir durante largas horas. Si fue así, podemos decir que las letras occidentales le deben mucho a la cafeína. Y claro, entre los lectores de la novela latinoamericana es famoso el Café Voltaire, donde se reunían artistas y escritores, en París. Pero, el establecimiento llevaba el nombre del filósofo y escritor de la ilustración que bebía alrededor de 60 tazas diarias de café, a pesar de las advertencias de su médico.

Y si en estos franceses el café era un vicio, en Johan Wolfgang Goethe, autor de obras como El Fausto, impulsaron investigaciones químicas. De hecho, gracias a Goethe, el científico Friedlieb Ferdinand Runge investigó la composición química de este producto, hasta que descubrió la cafeína en 1820.

Hay otros cientos de casos en los que arte y café se mezclan de forma muy estrecha. Por eso, te compartimos cinco poemas que hablan de café. Desde Idea Vilariño  hasta Federico García Lorca, hay versos y energía en nuestras tazas.

Camina de Manuel del Cabral

El mayor representante de la Poesía Negroide en la República Dominicana fue Manuel del Cabral. En este poema, presenta la importancia que damos a tomar café mientras vemos pasar los asuntos de la vida cotidiana y política, en un país tan político como este.

Camina de Manuel del Cabral

Manuel Del Cabral
Manuel del Cabral

Camina el jefe del pueblo
después de beber café.
Y una voz que no se ve,
grita al oído:
-mire, jefe, que hay un hombre
que allí está herido.

-Lo sé.

Camina el jefe del pueblo
después de beber café.

Y vuelve la voz y dice:
-jefe, que un hombre no ve;
tiene llanto entre los ojos,
y tiene plomo en los pies.

-Lo sé.

Sigue caminando el jefe
después de beber café.
Y la misma voz le grita:

-murió un hombre allí de sed.
¿Qué haremos, ahora, jefe?

-que haga pronto el hoyo usted.

Y el jefe sigue su rumbo,
pero también
el jefe sigue pensando …

Piensa sólo a qué hora es
la otra taza.


Juan Gelman
Juan Gelman

Ancho en París de Juan Gelman

Para alguien que fue representante del Realismo Crítico resulta curioso que su poema presente conversaciones entre un león y un poeta que toman café. Pero, Juan Gelman tenía estos arranques de imágenes potentes, y tan sencillas. El autor argentino anduvo desde el periodismo hasta la política, y el exilio.

Al que extraño es al viejo león del zoo,
siempre tomábamos café en el Bois de Boulogne,
me contaba sus aventuras en Rhodesía del Sur
pero mentía, era evidente que nunca se había movido del
Sahara.
De todos modos me encantaba su elegancia,
su manera de encogerse de hombros ante las pequeñeces
de la vida,
miraba a los franceses por la ventana del café
y decía “los idiotas hacen hijos”.
Los dos o tres cazadores ingleses que se había comido
le provocaban malos recuerdos y aun melancolía,
“las cosas que hace uno para vivir” reflexionaba
mirándose la melena en el espejo del café.
Sí, lo extraño mucho,
nunca pagaba la consumición,
pero indicaba la propina a dejar
y los mozos lo saludaban con especial deferencia.


Nos despedíamos a la orilla del crepúsculo,
él regresaba a son bureau, como decía,
no sin antes advertirme con una pata en mi hombro
“ten cuidado, hijo mío, con el París nocturno”.


Lo extraño mucho verdaderamente,
sus ojos se llenaban a veces de desierto
pero sabía callar como un hermano
cuando emocionado, emocionado,
yo le hablaba de Carlitos Gardel.


Idea VIlariño
Idea Vilariño

Carta II de Idea Vilariño

En 1920 nació Idea Vilariño en Uruguay. Y con su nacimiento surgió una poesía clara, sencilla y llena de intensidad. En este poema, la poeta habla de la necesidad de la persona querida, con café por medio.

Estás lejos y al sur
allí no son las cuatro.

Recostado en tu silla
apoyado en la mesa del café
de tu cuarto
tirado en una cama
la tuya o la de alguien
que quisiera borrar
-estoy pensando en ti no en quienes buscan
a tu lado lo mismo que yo quiero-.
Estoy pensando en ti ya hace una hora
tal vez media
no sé.

Cuando la luz se acabe
sabré que son las nueve
estiraré la colcha
me pondré el traje negro
y me pasaré el peine.

Iré a cenar
es claro.

Pero en algún momento
me volveré a este cuarto
me tiraré en la cama
y entonces tu recuerdo
qué digo
mi deseo de verte
que me mires
tu presencia de hombre que me falta en la vida
se pondrán
como ahora te pones en la tarde
que ya es la noche
a ser
la sola única cosa
que me importa en el mundo.


José Lezama Lima
José Lezama Lima

La mujer Y La casa de José Lezama Lima

José María Andrés Fernando Lezama Lima tuvo un nombre larguísimo, asma desde niño y una de las obras poéticas y narrativas más asombrosas en español. La novela suya que más se conoce es Paradiso.

 Pero en este poema, el cubano trae un calor con salitre caribeño y aroma a café, desde los primeros versos.

Hervías la leche
y seguías las aromosas costumbres del café.
Recorrías la casa
con una medida sin desperdicios.
Cada minucia un sacramento,
como una ofrenda al peso de la noche.
Todas tus horas están justificadas
al pasar del comedor a la sala,
donde están los retratos
que gustan de tus comentarios.
Fijas la ley de todos los días
y el ave dominical se entreabre
con los colores del fuego
y las espumas del puchero.
Cuando se rompe un vaso,
es tu risa la que tintinea.
El centro de la casa
vuela como el punto en la línea.
En tus pesadillas
llueve interminablemente
sobre la colección de matas
enanas y el flamboyán subterráneo.
Si te atolondraras,
el firmamento roto
en lanzas de mármol,
se echaría sobre nosotros.


Federico García Lorca
Federico García Lorca

El café de Chinitas de Federico García Lorca

Hay poco que se pueda decir sobre este poeta español. Aquí el representante de la Generación del 27 no muestra el café como la bebida, sino como el lugar de compartir e ingerir este bien. Eso sí,  tiene calor, sabor y gitanos, como la mejor de las tazas.

1

En el café de Chinitas
dijo Paquiro a su hermano:
«Soy más valiente que tú,
más torero y más gitano».

2

En el caféé de Chinitas
dijo Paquiro a Frascuelo:
«Soy más valiente que tú,
más gitano y más torero».

3

Sacó Paquiro el reló
y dijo de esta manera:
«Este toro ha de morir
antes de las cuatro y media».

4

Al dar las cuatro en la calle
se salieron del café
y era Paquiro en la calle
un torero de cartel.

Oyendo música a vuela pluma (Bachata)

Música de amargue (22 de mayo 2022)

Yo no sé bailar bachata. Quizás se deba a que crecí en un barrio donde lo que se escuchaba era “música de amargue”. La música de amargue era eso: música que se escuchaba para amargarse, casi siempre por un amor perdido pero otras veces por un amor no encontrado, todavía. Mi papá solía invocar una imagen que se quedado grabada en mi memoria: “un guardia vestido de amarillo con un puñal en la cintura, abrazado de una vellonera, dando grito con moco y jipío”. La música que acompaña esta imagen lleva la voz de José Manuel Calderón, vecino del barrio, criado en la 6 (Tunti Cáceres); yo me crie en la 4 (Prof. Amiama Gómez) y más abajo estaba la calle 2 (José de Js. Ravelo) famosa desde la era de Trujillo por ser sitio de “cafeses, lupanares y casas de lenocinio”.

Ya el lector puede entender el porqué no se oía bachata en mi casa y por qué no sé bailar nuestro ritmo más reconocido en el mundo: era música que se oía saliendo de “esos sitios”. Pero como la vida es imparable, después llegó Luis Segura con “Pena” y sobre todo Leonardo Paniagua con su versión de “Chiquitita” de ABBA y ya no hubo vuelta atrás. “Ponme Chiquitita hasta que crezca” se convirtió en el grito de batalla de una generación.

Así las cosas hoy soy pareja de una mujer que es una profunda conocedora del género, que me ha presentado a Aridia Ventura, a Ramón Torres y Ramón Cordero, descubrimientos magníficos. En mi profesión a bachata es tema de libros académicos prestigiosos y tesis doctorales. Pero sigo sin saber bailar bachata, solo escucho.

José Manuel Calderón: Humo, cerveza y licor

Luis Segura: Pena por ti

Leonardo Panigua: Chiquitita

Aridia Ventura: Y ya pa que

Ramón Torres: De Higüey pa la Capital

Ramón Cordero: Morenita mía

Tres Nuevos Álbumes Para Desafiar Gustos Musicales

Tres Nuevos Álbumes Para Desafiar Gustos Musicales

5 Recomendaciones musicales

Tres Nuevos Álbumes Para Desafiar Gustos Musicales

Logo Minúscula

Escrito por

En 2015 algunos medios publicaron los resultados del estudio hecho por Skynet & Ebert, sobre los gustos musicales. La investigación señalaba que a los 33 años perdemos el interés en incluir nuevas canciones a nuestro gusto musical.

La investigación se titula Music was better back then. Para determinar las edades en las que nos desinteresamos por las novedades musicales, el equipo investigador utilizó datos de suscriptores de Spotify en los Estados Unidos.

Accede aquí para ver todos los detalles del estudio.  skynetandebert.com

Un Álbum Entre Lo Clásico Y EL Jazz

Anima: Un Álbum Entre Lo Clásico Y EL Jazz

El pianista de jazz, Baptiste Trotignon, la Orchestre Victor Hugo y Jean-François Verdier presentaron Anima, un álbum en el que el jazz, la música clásica y algunos clásicos de la música popular conversan de forma íntima. El disco está disponible desde el 14 de enero en las plataformas digitales.

En sus 12 piezas hay referencias al tango, el bolero y el rock. El portal web de Trotignon dice que Anima es el “Primer álbum sinfónico con tres nuevas piezas ANIMA, HIATUS & TURBULENCES, y L’AIR DE RIEN, concertino de Baptiste para piano y orquesta”.

Lo más importante es que en los 51 minutos del disco, puedes entrar en un viaje que comunica Europa con América, el pasado y el presente. Y claro, entras en un diálogo brutal con tus sentidos y la música.

Acá encontrarás un comentario y una vista previa del álbum. Ver en Youtube

Toy De David Bowie: Un Juguete Muy Real

Toy De David Bowie: Un Juguete Muy Real

Cuando anunciaron que finalmente saldría Toy, de David Bowie, fue como un regalo para quienes disfrutan de su música. Así que, el siete de enero estuvo disponible como Toy (Toy: Box) en tiendas de CD y vinilos, así como en las plataformas digitales.

El disco se compone de nuevas versiones de los temas que popularizó Bowie a lo largo de su carrera. El plan era publicarlo en 1999, luego en 2002.
Para su realización, Bowie y su banda grabaron los temas en directo varias veces. Finalmente, tomaron las mejores tomas de cada pieza para construir este álbum, que en físico está compuesto por tres CD o vinilo, dependiendo el formato que se elija adquirir. En las plataformas digitales son 38 canciones, aunque conviene saber que se trata de diversas versiones de las canciones.

Un dato que no es importante, Bowie murió hace cinco años. Así que, es genial que siga habiendo música suya por todas partes.

Ver Album en Youtube

Underwater de Ludovico Einaudi, Un álbum Para sumergirse

Underwater de Ludovico Einaudi, Un álbum Para sumergirse

La pandemia de 2020 afectó a todas las personas de una forma u otra. Al pianista Ludovico Einaudi lo conectó con el agua y las distorsiones acústicas que detienen al sumergirse.

Contó en una entrevista, que en los días del confinamiento se le fueron ocurriendo distintos temas. Así que, un día cubrió los martillos de su piano con una capa de fieltro para que tuviera un sonido más seco y se decidió a grabar desde su casa.

De este modo surgió su primer disco de composiciones originales en 20 años. El mismo Einaudi dice que el disco tiene influencias de Los Beatles, Bach, Claude Debussy y leyendas medievales. Insiste en la lentitud del mundo y en reflexionar sobre la luz, el tiempo o los diálogos entre épocas, cuando señala que pensó en la relación entre Bach y The Beatles.

“Underwater es un océano de calma, desde la inocencia inicial de Luminous hasta la sencillez melódica de Temple Wite y la dulce y reconfortante de Indian Yellow”, dijo Einaudi en declaraciones a la plataforma de música streaming de Apple.

Lo mejor es que el álbum es sencillo. Te permite escucharlo sin grandes complejidades. Si escuchas atentamente, te dará la impresión de que escuchas algunos sonidos domésticos, como si estuvieras en la sala de Ludovico escuchándole tocar.

Clic para escuchar en Youtube

Como ves, hay mucha música nueva en todos los géneros. Es difícil que los 33 años impidan seguir disfrutándola.

Artículos relacionados

5 Poemas Para Tomar Café

“He medido mi vida en cucharitas de café”, T. S. Elliot.
El café y la literatura tienen una aventura casi clandestina, desde hace años. Sólo con saber que el escritor francés, Honoré de Balzac decía que “Si no fuera por el café, uno no podría escribir, es decir, no podría vivir”.

leer más

Oyendo música a vuela pluma (Bachata)

Música de amargue (22 de mayo 2022) Yo no sé bailar bachata. Quizás se deba a que crecí en un barrio donde lo que se escuchaba era “música de amargue”. La música de amargue era eso: música que se escuchaba para amargarse, casi siempre por un amor perdido pero otras...

leer más
Síguenos