Arabia

Ene 27, 2022 | Historias | 0 Comentarios

Sobrevolar La Península arábica 3,500 Años Antes De Cristo

Logo Minúscula

Escrito por Minúsculas

El helicóptero sobrevolaba las zonas desérticas de la Península Arábica. Tuvieron la sospecha de que estaban cerca de algo grande. Pero el calor seco del desierto les obligaba a perder la concentración de vez en cuando.

El doctor Matthew Dalton coordinaba parte del equipo. A ratos, miraba unos senderos que se armaban en la zona, conectando áreas desérticas con oasis y zonas de verdor.

 

Cuando estaban en tierra analizaban las imágenes que habían tomado junto con las fotografías satelitales que obtuvieron.

Recién entonces cayeron en cuenta de que estaban ante un descubrimiento mayúsculo.

Aquel grupo de arqueólogos de la Universidad de Australia Occidental (UWA) llegó a Arabia Saudita buscando huellas de las antiguas civilizaciones. Pero no contaban con que se encontrarían con una red de avenidas y estructuras funerarias que cambiarían lo que se pensaba de la gente que vivió 3000 años antes de Cristo.

Arabia

Al principio las edificaciones que descubrieron solo fueron construcciones con formas variadas. Pero después de explorar el terreno para tomar muestras, las pruebas de radiocarbono los pusieron en la pista correcta; estaban ante obras creadas durante la Edad de Bronce.

Nadie se imaginaría que un grupo de pastores itinerantes y comunidades que recién descubrían la vida sedentaria se comunicarían. Una zona de viento, arena, pasto y oasis conectaba mediante miles de kilómetros de avenida a gente que de otro modo estaría aislada.

El doctor Dalton fue uno de los principales autores de un estudio que se publicó en la revista Holocene. Le pareció asombroso descubrir que las avenidas recién descubiertas se hubieran formado por las pisadas de personas y animales que fueron alisando la tierra.

Los beduinos de la antigüedad llevaban sus animales hacia los oasis del desierto. En el camino aprovechaban para intercambiar bienes con otros viajantes.

El equipo de arqueólogos se encontró con que aquellos caminantes de la antigüedad recorrían calles a lo largo de 160,000 kilómetros cuadrados. Lo más asombroso era la cantidad de monumentos funerarios que había dejado esta gente.

La mayoría de las edificaciones tiene forma de ojo de cerradura. El doctor Dalton y su equipo recorrieron las ciudades como si fueran viejos beduinos, pero en vez de animales llevaban tablets, equipos de geolocalización, agua y un hambre de saber que les hacía sudar de ansiedad.

Así fue cómo dieron con 17,800 tumbas colgantes en Alula y Khaybar. 11,000 de estas formaban parte de las avenidas funerarias.

Sin embargo, no fueron estas las pistas que les ayudaron a darse cuenta de que en la Edad de Bronce las comunidades se comunicaban entre sí. Fue descubrir que la mayor cantidad de las avenidas y construcciones se encontraban alrededor de las fuentes permanentes de agua.

Era evidente para el equipo investigador que las avenidas se utilizaron principalmente para viajar de un oasis a otro. Supieron que la cantidad tan alta de tumbas significaba que mucha gente hizo vida allí, sobre todo en Khaybar, durante la Edad de Bronce.

El helicóptero aterrizó por última vez. Ahora el equipo de la universidad enfocaba sus cámaras y satélites hacia el sur de Arabia Saudí, creen que allí encontrarán otras rutas de avenidas, y con suerte habrán descubierto que los beduinos viajaban mucho más lejos de lo que se espera.

Accede al estudio del equipo de la Universidad de Australia Occidental aquí

Y aquí encontrarás el comunicado que hizo la universidad contando esta historia.

Ver Comunicado.

Artículos relacionados

Cal, cal y cal… Arena, arena y arena.

Por Argénida Romero Desde 2007 cubro la Feria Internacional del Libro Santo Domingo como periodista, publique o no en el medio donde trabaje. En estos años he visto y escuchado todo sobre las diversas formas de vivir esa actividad. Y sí, hay libros si vas a buscar...

leer más
Síguenos