En Las De Kianny:  Feedback Loop De Nelly Rosario

En Las De Kianny:  Feedback Loop De Nelly Rosario

Menstruación, una pintura de Cecilia Vicuña robada en la década de los 70  y envolturas creadoras de sangre coinciden en el cuento corto Feedback Loop, escrito por la dominicana Nelly Rosario.

El cuento se encuentra en la antología The Fiction Issues, editado por Aster(Ix) Jornal.). Kianny Antigua hizo la traducción a español y le dio su voz en esta publicación.

Para conocer más sobre Nelly Rosario accede aquí

Para encontrar el libro  The Fiction Issues, accede aquí

Nelly Rosario
Mirar un archipiélago de papel

Mirar un archipiélago de papel

Caminando por las calles de Chile, se nota a leguas que Johan Mijail (Santo Domingo, 1990) es un desubicado y ese desubique se nota en ese acento machucado y descuidado del dominicano y en esa negritud en su piel y su pelo. Pero también es un desubicado en Santo Domingo, donde algunas expresiones chilenas coladas en su hablar y la irreverencia con que exhibe sus teorías feministas y sobre el amor vegetal escandalizan a la sociedad pacata que habita en esta jaula rodeada de agua que es la ínsula.   

En Pordioseros del Caribe (Santiago de Chile: Editorial Desbordes, 2014), un libro que, aunque fue escrito y publicado en Santiago de Chile, está ambientado en Santo Domingo y escrito en jerga dominicana, se construye una mirada irónica sobre la insularidad, esa «maldita circunstancia del agua por todas partes», como la describió el poeta cubano Virgilio Piñera, que convierte al pequeño animal de patas irregulares que es la isla de Santo Domingo en un aislamiento que sobrepasa lo geográfico y se traduce en una actitud de querer desesperadamente mirar más allá del agua, de salir de esta jaula de palma y mamajuana, de respirar fuera de esta fortaleza de jodedores y chapiadoras. Aunque afuera de la isla lo único en lo que se piense sea en volver a pisar sus calles sembradas de romo y sudor. 

En un brevísimo texto que precede a los poemas y que funciona como una suerte de epígrafe, el poeta declara lo que significa llevar al Caribe en su espalda:

«El agua de este archipiélago de papel pesa / y a veces muchísimo». 

En «Me declaro ser isla», texto que abre el libro, se afirma esta maldición de la insularidad: 

«La isla se sigue hundiendo en medio de las olas que vienen por todos lados; — usted se salva si trae oro escondido en la cartera, usted se salva solo si habla inglés y paga con dólares en este Nueva York chiquito, usted se salva si tiene las rodillas blanquitas, usted se salva si quiere salvarse y por eso lee la biblia, usted está salvo en este espejo de país de la mierda, en este Caribe que se ahoga en las palmeras y los motoconchos, ¿y qué?».

Más adelante, en «Pordioseros del Caribe», Castillo define de una forma visceralmente cruda, el significado de esa insularidad: 

«La insularidad es una condición geográfica; el insularismo es una ideología y una yola es un medio de transporte donde terminamos, casi siempre, muriendo». 

Pordioseros del Caribe es un libro sui géneris, multigenérico, que salta de la poesía al testimonio, de la crónica urbana a la narrativa, más, sin embargo, se ha logrado la consecución de una poética cotidiana que marca cada uno de estos textos.  De alguna forma, el hecho de que sea un libro «inclasificable» y que genere una tensión entre géneros hace que Pordioseros del Caribe sea, más que un poemario o una colección de cuentos, una compilación de apuntes, recuerdos, bocetos y miradas sobre el vaivén de ciudades, personajes y sucesos históricos. 

La ciudad, más que morada o escenario, es un personaje principal en estas páginas y desde aquí Johan abre una rendija por la que vemos la metamorfosis que va experimentado Ciudad Trujillo hasta convertirse en Nueva York Chiquito. Y, como una película que muestra nuestra historia desmemoriada, van pasando frente a nosotros: la bolita del mundo, el estadio Quisqueya, la Plaza de la Bandera, los Obeliscos, el parque Ramfís, los túneles y elevados, el metro… En fin, vemos cómo la ciudad de Santo Domingo se fue convirtiendo en una metrópolis del siglo xxi y de cómo sus calles se fueron llenando de yipetas, de deliverys, de vendedores en los semáforos que te venden desde un chicle hasta un cachorrito de perro o una iguana.

Nos acercamos así a una isla que es muchas islas, construida sobre una red de nombres, sangre, sudor, escupitajos. Haciendo uso de elementos como el humor, la cultura popular y una revalorización del lenguaje coloquial, Johan Mijaíl construye una poética cotidiana, marcada por lo autorreferencial y dialogando con la cultura popular dominicana, con la negritud y con las influencias literarias que ha recibido el autor. Y así, aparecen referencias claras a Rita Indiana y su visión onírica del macho caribeño; a Frank Báez y su «Marilyn Monroe de Santo Domingo»; una visión política y feminista del hecho poético; los merengues de Kinito Méndez, Los Hermanos Rosario, Johnny Ventura; los peloteros, las megadivas, cierto aire del neobarroco y Junot Díaz, presente desde el epígrafe.  Pordioseros del Caribe, es sin duda un documento que busca adentrarse en el significado de lo insular y de la errancia con la que cargamos por ese deseo casi enfermizo de subirnos en la yola y escapar del encierro, aunque luego queramos escarbar en la memoria y el viento hasta saber «el peso de la isla», aquella que abandonamos un día.

Luis Reynaldo Pérez

Luis Reynaldo Pérez es un poeta, editor y gestor cultural dominicano, nacido, el 10 de diciembre de 1980. Entre sus libros se encuentran: Inventario de sangre (Madrid: Amargord Editores, 2020), Ciudad que alucino (Madrid: Amargord Ediciones, 2016. También ha sido reconocido en múltiples ocaciones, algunas de ellas siendo: Primer Premio del XVIII Concurso Nacional de Literatura Alianza Cibaeña, categoría poesía con Sombras del sueño (2019); Segundo Premio del XVIII Concurso Nacional de Literatura Alianza Cibaeña, categoría cuento con Tiburón (2019)

Johan Mijail

Johan Mijail (Santo Domingo, República Dominicana, 1990) Escritor y performer. Estudió Periodismo. En 2011 publica el libro de poesía ilustrada “Metaficción” y participa en la película Sister del Colectivo Lewis Forever en la ciudad de Berlín, Alemania. En 2014 publica “Pordioseros del Caribe” y en 2016 junto Jorge Díaz del Colectivo Universitario de Disidencia Sexual (CUDS) “Inflamadas de retórica. Escrituras promiscuas para una tecno-decolonialidad”, ambos por Editorial Desbordes. Ha participado en festivales de performance en Estados Unidos, Chile, Costa Rica, República Dominicana y Alemania, con un trabajo escritural y visual que invita a un imaginario transfeminista y decolonial.